miércoles, 27 de mayo de 2015

Cerrando el punto.

Ni un sábado más, ni un sábado menos. VV el lugar protagonista de mis últimas hazañas, hasta de un hiteriqueo políticamente incorrecto. En fin, en principio.
Desde mi último cumpleaños note que mi perfume le gustó y que quería un poco más. Sin apuros, sin demostrar mucho más, se acercó y me invitó a fumar. Últimamente me siento inmersa en una canción de Babasónicos -la que quieras me calza-, en está ocasión fue "Risa". Incluso me regaló una flor, nada mal.
Llegamos, me besó, mmmnnnneeee, esa fue mi sensación, fui por impulso, fui de onda y no me alcanzó. Adentro cada una en la suya.
Chau, se terminó la noche, nada más para bailar ni para fumar. Mi Opuesto charlaba y no cerraba el punto, le tuve que enseñar. Después de eso, nada más.
Besito, adiós. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario