jueves, 26 de junio de 2014

Sobre él no te conté.

No se lo que siento, mucho menos lo que quiero. De más está decir que es y va a ser para siempre especial. Siempre va a ser "el primero después de..." y eso tiene mucho mérito. 
Hay cosas que simplemente encajan, no tienen explicación, así nos pasó. Fue un "SÍ" completo. Es cuestión de piel, me dijeron una vez, y de calor. Es increíble cuando no tenes idea de nada, vas a nadar a oscuras y terminas encontrando el tesoro perdido. 
No es perfecto, para mi le faltarían unos ajustes, pero tengo que aprender a dejarme llevar. Simplemente eso. Cuando se da, se da. Aprender a dejar de buscar, sin borrarme, correrme.
Igual tenes que aprender que me considero un tanto insistente, "pesada", ponele si queres, así que fíjate, manéjate, yo espero, no me molesta, aunque las ansias me coman viva.
En fin.
Te deseo, buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario