lunes, 23 de junio de 2014

Resurrección.

Desde que se fue todo va, relativamente, bien. Muchas bocas, mucho valor, cero reproches, cero pudor.
Esas ganas de divertirme, la frase "nomeimportanada" en la frente. Las mil y una historias que me inventé y que hice realidad, historias, no fantasías, perversos.
Besos, abrazos, caricias, mordidas, declaraciones, comidas, bebidas, bailes y café. Quiero y tengo todo. No es momento de nada, es momento de todo.
Tacos, maquillaje y actitud, aunque a cara lavada también vale. Pasar y quebrar cuellos, arrancar suspiros, con esa autoestima planeo andar.
ELGA! Y bueno, a veces no podemos controlar todo, en especial cuando se trata del cuerpo humano y de tamaños. Un chasco de vez en cuando nos devuelve a la realidad.
Y eso que pintaba copado se fue distorsionando, me vendiste humo y compré, pero aún estoy a tiempo de devolverlo, no creo quererlo. Allá vos y ella que molesta, acá yo y mi vida entera que pareciera que recién empieza.
Nunca creí que después de romper una relación que parecía eterna y definitiva la iba a pasar tan bien.
Tengo 23, JODER!

No hay comentarios:

Publicar un comentario