domingo, 7 de febrero de 2010

Es de noche en Baires


Una noche, dos vasos con whisky,
vos y yo. Muchos temas de conversación...
La música infaltable, la guitarra acostada cerca mio,
el suspiro luego de cada risa.
La discusión sobre un tema trivial
y el mensajito que llega al celular.
La respuesta inmediata y el modo silencio activado,
ahora podemos seguir hablando.
En qué estábamos? Ah, si...
Risa va, risa viene.
Escarbamos hasta el fondo, hasta que no quede más nada que decir,
más nada que preguntar.
Tu mano sosteniendo la mía diciendo que ya todo pasó.
Un beso dulce, un abrazo fuerte,
un sentimiento de comodidad que crece.
Sin darnos cuenta nos estamos besando,
nos miramos y no lo podemos creer,
una sonrisa compartida
y la lágrima que cae por la próxima despedida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario