lunes, 8 de febrero de 2010

Entre nos...

Nos saludamos con un abrazo fuerte. Entré y fuimos derecho a la terraza. Nos tiramos muy cómodamente uno en cada reposera. Ambos miramos las estrellas y suspiramos.
"¿Cómo anda todo?" preguntaste. "Genial" contesté con una gran sonrisa mirando tus bellos ojos.
El silencio se apoderó de nosotros. Ninguno sabía que decir. El silencio fue largo, pero no incomodo. Nos tomamos de la mano sin mirarnos, sintiéndonos.
-Querés un poco más?
-Dale.
-Mira que no me hago cargo de lo que pase.
-Okey, no nos hagamos cargo entonces.
La noche transcurrió entre besos y alcohol, abrazos y caricias, muchas sonrisas.
No nos dijimos 'te quiero', para qué? si las miradas hablaban por si solas.
La noche fue mágica, el amanecer aún más. No queríamos que nada terminará y así fue

domingo, 7 de febrero de 2010

Es de noche en Baires


Una noche, dos vasos con whisky,
vos y yo. Muchos temas de conversación...
La música infaltable, la guitarra acostada cerca mio,
el suspiro luego de cada risa.
La discusión sobre un tema trivial
y el mensajito que llega al celular.
La respuesta inmediata y el modo silencio activado,
ahora podemos seguir hablando.
En qué estábamos? Ah, si...
Risa va, risa viene.
Escarbamos hasta el fondo, hasta que no quede más nada que decir,
más nada que preguntar.
Tu mano sosteniendo la mía diciendo que ya todo pasó.
Un beso dulce, un abrazo fuerte,
un sentimiento de comodidad que crece.
Sin darnos cuenta nos estamos besando,
nos miramos y no lo podemos creer,
una sonrisa compartida
y la lágrima que cae por la próxima despedida.

Punk R♥ck L♥ve !


Muchas medias rotas, pocos colores, mucho metal, poca calma, mucho agite, muchas crestas, puro Punk Rock!
Amigos geniales con chistes y risas para todos. Conocidos por doquier, gente para esquivar y otra para saludar.
Vestida de negro me camuflaba entre la gente, vestida de negro te miraba entre las crestas y las tachas.
Me dieron ganas de abrazarte muy fuerte, ganas de besarte y decirte al oído que te quiero. Me dieron ganas de que nos vayamos juntos, de que amanezcamos juntos.
Me mordía los labios para no saborear los tuyos, me cruzaba de brazos para no enredarme con los tuyos, bebía para que no se me escapara el te quiero, esquivaba tu mirada para no perderme en el cielo.
El alcohol se limito al cosquilleo interno, se limito a retorcer un poco las cosas, pero está vez no se metió con la consciencia, ni siquiera con la lógica, está vez, se portó bien. Me porte bien. Fuck! Me arrepiento de haberme comportado.

martes, 2 de febrero de 2010

Todo lo que te hace bien, siempre te hace mal .

Tacos, pañuelo y cartera. Lista, en sus marcas, Ya! La noche arrancó. Gente agradable, lugar acogedor, bebida fría, muchas sonrisas, música y un touch de calor. Todo indicaba que iba a ser una gran noche de la cual todos íbamos a recordar con alegría. ¡Que equivocada estaba!
Recuerdo una charla larga y tranquila, la recuerdo con una gran sonrisa. Baile, gente y colores, mucho cotillón!
Okey, hasta acá más o menos llegué, después el whisky malo se apoderó de mi lógica, de la razón y de mi hígado.
Sé que volví en taxi hasta mi casa que muy amablemente D frenó para mi. Ahí fue que la noche terminó. ¿Terminó ahí? A la mañana siguiente me hicieron saber que no. La noche tuvo más momentos, situaciones, enredos, confusiones, charlas, alcohol, mucho alcohol, más circunstancias y mucho trance. ¿Cómo olvidarme de semejante situación? Ni siquiera una vaga imagen de que eso haya sucedido, ni siquiera el sabor que ese beso que ¿sucedió?
Dicen que yo lo viví, que yo estuve ahí, pero mi consciencia no me acompañó, me falló como testigo, me falló como amigo...