martes, 12 de enero de 2010

Un cielo y un estado de coma



Bailemos hasta caernos. Espera! No te caigas que todavía hay más. Bailemos sin parar. Para! Abrázame fuerte, no me dejes caer. No tengas coherencia, no analices, simplemente actúa y dirigime. No preguntes, guíame. No te disculpes, solo seguí.
No tengo ganas de que esto termine, solo quiero dejarme llevar. Me suelto y dejo que el impulso sea quien me señale el camino.
Basta! digo basta! Es mucho para mi, de un salto decido no seguir, quiero quedarme. Todo da vueltas, no puedo frenar, no puedo frenarme, quiero y necesito bajarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario